Cómo efectuar limpieza de oficinas

Los edificios de oficinas y todos los locales configurados de manera similar, suelen recurrir a contratos de limpieza de oficinas para cubrir estas necesidades básicas de higiene. Puedes mirar por ejemplo aquí: http://limpiezasjyr.com/limpieza-de-oficinas/

Como es lógico, son trabajos que se llevan a cabo fuera de las jornadas de trabajo laborales para los edificios, es decir, en horario nocturno en su mayoría. Por eso las empresas del sector contratan a personal para trabajar por la tarde y noche, precisamente cuando estas instalaciones están vacías y pueden realizar la limpieza sin problema.

Todas las ciudades pequeñas y grandes disponen de una empresa limpieza, lo cual les hace ser una fuerza de trabajo necesaria y que funciona con unas características determinadas. La principal es el ya mencionado tema de los horarios, que se adaptan a las exigencias de los empleados (normalmente una vez finalizada la jornada laboral de los trabajadores de la oficina y en general del edificio). En estos momentos libres de público, los trabajadores deben llevar a cabo sus tareas de limpieza, como suelos, mobiliario y limpieza de baños.

En ocasiones se ocupan también de los cristales, aunque es una tarea que entra en la lista de servicios de algunas empresas y no todas, ya que las hay especialmente dedicadas a limpieza de cristales sobre todo en la parte exterior de edificios. Sin embargo, lo que hay que decir que en estos casos, es más común que estas tareas se efectúen durante el día en cuanto, aparte de permitir una mejor visibilidad, resultan también más seguras por los profesionales que tendrán que cumplir con el trabajo.

Llegar a establecer un acuerdo sobre la limpieza de oficinas en empresas se hace en base a la cantidad de oficinas, metros y contenidos, y por supuesto el acuerdo contempla realizarse en horas que no interfieran la productividad de dichas empresas.

Productos, materiales y herramientas más maquinaria a emplear, será parte de dicha evaluación y figurará en el contrato. Tan solo cuando se trata de limpieza por horas diarias, dicho trabajo no se efectuará siempre con maquinaria.

Para asegurar el máximo de la higiene, normalmente los expertos aconsejan repetir el trabajo de lavado, fregado, santificación, etc. por lo menos una vez por semanas y de forma regular. Considerando que mediamente los empleados pasan unas ochos horas al día en su oficina, está claro que no se podrá pasar por alto la limpieza de estos lugares.

Deja un comentario