La importancia de adoptar una postura correcta al sentarse

Si trabajas sentado durante un período de tiempo prolongado o pasas mucho tiempo postrado en una silla de oficina, sea cual sea la razón, es tremendamente importante que poseas una buena silla de oficina para que tu cuerpo pueda asimilar todo ese tiempo de forma adecuada. Pero no todo el peso recae sobre el tipo de silla que utilices, sino que también es fundamental que adoptes una postura adecuada. Ten en cuenta que los seres humanos no hemos nacido para permanecer durante largas horas en una misma posición.

Nuestro cuerpo no está preparado para ello, ya que si lo exponemos durante un largo tiempo en la misma postura, nuestra columna vertebral puede verse dañada. El cambio de posición cada cierto tiempo es de nuestra obligación para que el cuerpo no sienta molestias ni reproduzca dolencias a largo plazo. Hay expertos que aconsejan no durar más de una hora sentado y levantarse cada hora para activar la circulación sanguínea y evitar el agarrotamiento y la tensión muscular.

Se recomienda tomar una cierta postura a la hora de sentarse la cual se basa en mantener la espalda erguida, con la totalidad de la palma de los pies apoyados en el suelo, es decir, apoyando también el talón. Es importante, además, apoyar la espalda contra el respaldo de tu silla de forma firme e intentar sentarte lo más atrás que puedas para que la columna quede lo más recta posible. Asimismo, posicionar las rodillas en ángulo recto con las caderas también es importante para sentarse de forma adecuada.
No solo es importante adoptar una buena postura, sino que resulta fundamental poseer una silla de oficina que cumpla los requisitos de calidad suficientes para que tu columna no sufra ni se vea lastimada. Por ello, debes tener en cuenta que la silla sea giratoria para no obligar a la columna a realizar giros forzosos, aunque por lo general estas suelen ser giratorias. Del mismo modo, la mesa también es un factor importante ya que su estatura puede hacer varias la postura cuando te sientes puesto que si es demasiado alta o baja te obligará a encorvarte y a forzar la postura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *